19 febrero 2011

Aviso: Presentación de "Con el tiempo" de Enrique García-Máiquez

El próximo jueves 24 de febrero, a las 7 de la tarde, en la Librería Alberti de Madrid (Calle Tutor, 57) tendrá lugar la presentación del último libro de poemas, Con el tiempo (edit. Renacimiento), de nuestro admirado Enrique García-Máiquez. La presentación correrá a cargo del poeta José Cereijo, y tendremos la suerte y la oportunidad de escuchar algunos de los poemas en la voz de Enrique. Inolvidables poemas, como ese In Memoriam, dedicado a su madre, con el que se abre el libro, o El llanto de una niña sostiene las constelaciones, dedicado a su primera hija, con el que se cierra; que supongo que ya conocéis, y si no, no sé a qué estáis esperando. Aquí más detalles: http://www.libreriaalberti.com/ . El que se lo pierda, salvo por causas de fuerza mayor, pero muy fuerte y muy mayor, tonto será.
-
Del libro yo no puedo hablar, no porque no tenga nada que decir, sino porque muchos de sus poemas los he hecho ya tan míos que tendría demasiado, no sabría por dónde empezar. Tendría que decir, por ejemplo, que un simple haiku, el primero de Las estaciones (Alguien me manda/ cientos de flores todas/ las primaveras) me ayudó a respirar en momentos en los que me faltaba el aire. Es una, sólo una, de las virtudes del libro, la de afectar de manera íntima a quien lo lee, la del reencuentro con uno mismo, la del reconocimiento. Sé de dos personas, no lectores habituales de poesía, que -despúes de darles a leer alguno de los poemas, y de verlas callar al terminar, con ese silencio que sigue al touché, al descubrimiento de algo que toca en lo hondo-, fueron a buscarlo y a comprarse su primer libro de poesía (sin contar las Coplas de Manrique y los obligatorios de las clases de Lengua de años ha, junto a los que ahora, como me dijo una de ellas, está puesto Con el tiempo).
-
De todos modos, para ir abriendo oído, y practicando la crítica del escriba, de la que hablaba Enrique García-Máiquez ayer en "Rayos y Truenos", aquí os dejo esta pequeña selección:

VERSION

Estas líneas traducen un poema
de autor desconocido.
Una música antigua, oída un día
en el coche, camino del trabajo,
o la conversación en la que hablaban
de novios unas chicas jovencísimas
que espié sin querer, transido de nostalgia.
O puede que traduzcan la sonrisa
que salva una mañana, o bien las voces
que nos hieren en sueños, o un paisaje,
o una historia olvidada... Es un poema
incierto de autor desconocido el que estas líneas
traducen torpemente consultando
un diccionario oscuro.
Su lengua original fue la del fuego
y nunca nadie ha hecho una versión exacta.
*********

Más vale que no sepan para qué
sirve leer poesía, si algunos aún la leen.
No les expliques,
............................. calla,
.......................................que no sepan
que su belleza no es neutral, que hace
insoportables la crueldad, la idiotez y el ruido
y por eso nos vuelve solitarios. [...] (de LECTURA EN UN COLEGIO)
*********
[...]
el poema de amor de un joven siempre
será una redundancia;
un himno, una obviedad;
una elegía, un ejercicio..
........................................En cambio,
qué natural una elegía ahora,
cuando las dicta el tiempo,
y un himno es algo heroico, inconcebible,
y un poema de amor es la esperanza
única de vivir
....................... aún
................................estremecidos. (de ORATIO PRO DOMO SUA)
**********
El pasado me pisa los talones. [...]
Pero yo me resisto. Hacia delante
huyo cada mañana
con los brazos abiertos. [...]
La esperanza es lo único que queda
a salvo del pasado, más allá de su alcance,
y a salvo incluso del convencimiento
de que no por ahora.
De que luego tampoco. [...] (de SIN CONVENCIMIENTO, CON ESPERANZA)
**********
Aquella higuera que por no dar fruto
maldijo Jesucristo
sin pararse a esperar, sacrificándola
a una enseñanza dura para todos,
dio la leña más seca, las mejores
fogatas del invierno se encendieron
con sus resecos troncos y a su arrimo
se juntaron extraños, se bebía,
se inflamaba el amor de los esposos [...]
......................................... Alguna viga
también salió de aquella higuera inútil
y sostuvo una casa. Y hecha barco
hubo una tabla que llegó hasta Tarsis [...]
Aquella higuera pobre, sólo sombra
y polvo recibió una maldición
y en ese mismo instante fue bendita.
Cuántos frutos la higuera. Siempre es tiempo. (de LA HIGUERA ESTERIL]
********
[...]
Pero tú ven, vente conmigo
hasta las páginas de un libro,
aunque sea mío. (de FUGA)
*********

... aunque sea mío, dice Enrique García-Máiquez y , dicho por él, no es un recurso literario, no se trata de una captatio benevolentiae, quiere decir exactamente "aunque sea mío". No sabe que ése precisamente es el argumento de autoridad, es decir, de humanidad y hondura, de que lo que nos vamos a encontrar es auténtica poesía: que sea suyo. Con el tiempo es un libro inolvidable, que deja tocado, y que, además, como lo es un alma, sólo podría ser suyo.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad que ese haiku florido ayuda a respirar.
Las 7 es una hora complicada, pero se hará lo imposible.
Gracias por el aviso!!!

cb dijo...

Gracias a ti y que se pueda lo imposible.
Un abrazo.

E. G-Máiquez dijo...

Gracias por todo y mucho animo que tienes amigos muy lejos en la distancia pero muy cerca de ti.

Un abrazo y animo.

cb dijo...

Muchas gracias, Enrique. Para saber que hay amigos y que no se está solo basta con leerte. Eso lo sé yo desde el primer día que aterricé en Rayos y Truenos. Después lo demuestras con creces.
Los ánimos van bien, siempre vuelve a entrar el aire; gracias a tu libro entre otras cosas.
Enhorabuena por él, siento no ser crítico literario para ponerlo como merece (no me sale hablar, por ejemplo, del uso magistral de la onomatopeya, que lo es, del talento para eternizar el instante y elegir el que lo merece, que lo derrochas, de los distintos registros según el tema, de la facilidad para ver símbolos donde los demás no veíamos nada, del puente tendido entre lo natural y lo sobrenatural...) pero, si de algo vale, mis más de treinta años leyendo poesía -que empezaría allá por los quince- te dicen que es una joya.
Un abrazo y muchas gracias a ti.

E. G-Máiquez dijo...

Juraría que yo no hice el comentario 3º, aunque con mi despiste cósmico cualquiera sabe. La foto y el link son míos sin duda. Pero yo siempre acentúo los ánimos, además, y tampoco hubiese reincidido mucho en esta entrada en ellos, sino sólo en mi agradecimiento. Qué misterio. Los duendes de blogger, supongo. Lo dicho: gracias, gracias.

cb dijo...

Misterio pero gordo gordo. De yuyu total. Y el caso es que tenía que haberme dado cuenta antes de soltarte la perorata de que no podía ser tuyo.
Bueno, pues date por contestado, y de paso te digo que donde dije 'onomatopeya', digo mejor 'aliteraciones', y que la fuerza visual de "Salto", es de antología, y que, y que, y que...
Gracias, gracias a ti.

Y muchas gracias también a los amigos lejanos y cercanos. No sé si el comentario, al juntarse con otro que sí que era de EGM pero sobre la entrada anterior se "contagió" o qué ha podido pasar. Seas quien seas, gracias por los ánimos, siempre vienen bien.

Anónimo dijo...

Esa entrada de Enrique, que parece no ser de Enrique...Confieso que cuando la leí me sorprendió, porque no me sonaba a Enrique. Además de los ánimos sin tilde, después de ánimo no va la coma que debería ir. En la escritura rápida de los blogs estas faltas estarían justificadas, pero Enrique, aun en los comentarios de los blogs, suele redactar impecablemente. ¿Se resolverá el misterio?

cb dijo...

Sí que es un misterio, porque nadie hace una cosa tan fea como usurpar una personalidad, para decir una cosa tan bonita, aunque le falten acentos y comas. Tiene que ser un fallo de Google.

Quizá porque yo no paro de comerme comas, no me di cuenta de primeras. Sólo pensé que la entrada debía de haberme salido tan penosa como para moverle a lástima. Eso sí le cuadra a Enrique: en vez de decir "vaya churro", decirte "ánimo".

Lo que no entiendo es por qué, con los comentarios tan estupendos que hacéis, no os presentáis aunque sea con un alias, algo que permita distinguir entre anónimo y anónimo.

Gracias por la muy buena observación y un abrazo.

Tamarón dijo...

Como no puedo ir esa tarde a acompañar a Enrique y aplaudir Con el tiempo, dejadme que cite y responda a uno de sus poemas más breves, sencillos, limpios:

LA VOCACIÓN

¿Por qué escribir en verso si la prosa
es fácil, la publican, me la pagan
y tiene hasta lectores? La respuesta
es sólo esta pregunta, cada noche.

La contestación es simple: porque lo haces muy bien, Enrique. Escribes tan bien en verso como en prosa, y eso es mucho. Gracias por brindarnos ambos dones,

marinero dijo...

Respecto al poema de Enrique citado por Tamarón, quiero recordar aquí una observación (no mía) que creo haber anotado ya alguna vez. La poesía da tanto, que pretender que, además, diera dinero podría resultar, tal vez, un poquitín excesivo.

E. G-Máiquez dijo...

Muchas gracias, Santiago.