01 diciembre 2010

Proverbios

Prov 11, 14 - Donde no hay buen gobierno, el pueblo se hunde; abundancia de consejeros, trae salvación.

Prov 11, 24 - Hay quien gasta y todavía va a más; y hay quien ahorra en demasía sólo para venir a menos.

Prov 12, 11 - Quien cultiva su tierra se hartará de pan, quien persigue naderías es un insensato.
Prov 13, 7 - Hay quien se hace el rico y nada tiene, hay quien se hace el pobre y tiene gran fortuna.


[Leerlos y venírseme a las mientes el Estado de las Autonomías ha sido todo uno. ¿No os recuerda a nadie ese que se hace el pobre? ¿Y el que se hace el rico? en
Y qué bien que por fin entiendo toda esta proliferación de consejeros y consejeras en las autonomías, en las heteronomías, debajo de cada piedra... Qué alegría, cuánta salvación...]

2 comentarios:

Mora Fandos dijo...

Nihil novum sub sole -se ve que ya había consejerías en el Antiguo Testamento-, verdaderamente, estamos salvados; y nosotros pensando casi todo lo contrario.

cb dijo...

Debe de ser que aquellos no cobraban, porque estos sólo traen mucha ruina (y el mejor consejo que deberían dar -que a la calle con ellos- no pueden darlo).

Pero así es, José Manuel, nihil novum: los que persiguen naderías, los que disimulan la crisis, los pedigüeños profesionales, los que no levantan cabeza, los de "a río revuelto"...