22 abril 2012

Brazadas de lilas

Las flores preferidas de mi madre eran las lilas. Por su cumpleaños, a primeros de mayo, siempre se juntaba con varios ramos, lilas blancas, lilas lilas, todos sabían de su pasión por las lilas. Se acercaba el ramo al pecho, las aspiraba y decía: mmm... lilas; después las colocaba por los jarrones: las lilas blancas en el jarro azul y blanco, ese jarro parecido al de la tabla de Memling, las lilas lilas en el florero largo de cristal verde oscuro. El olor de las lilas se mezclaba con el de la tarta y el del café, y con el del aire de mayo cuando hace la calor.
Me gustaban las lilas, podrían haber sido también mis flores preferidas, me chiflaba verlas en el jarro azul y blanco, tan favorecido con ellas toda la primavera. Ahora está en mi casa, vacío, sobre el mueble de la entrada. Ayer pensé comprar un buen ramo de lilas blancas para volver a llenarlo en su honor. No pude, no sé cuándo podré. Las últimas que le llevé, una ramita de las primeras lilas, las que asoman en abril (abril es el mes más cruel, haciendo brotar las lilas de la tierra muerta, mezclando memoria y deseo...), se las puse entre las manos, no sé si quise figurarme una sonrisa. Un par de días después, la tarde que murió, mi primo Luismiguel se presentó con un ramo de lilas, lo dejó a sus pies.
Hay tanta vida y tanta muerte, tanta vida en suma, en sus racimos, en sus flores menuditas, en sus hojas acorazonadas de un verde intenso.... Anoche busqué el libro de W.Withman y le dediqué estas lilas. Estas puedo resistirlas, son menos invasivas, se repliegan al cerrar el libro, apenas huelen:

Primavera que eternamente retornas, trinidad segura me traes:
Las lilas siempre en flor, la estrella que declina en el oeste
y el pensamiento de aquel amor.
...
En el huerto, delante de una vieja alquería, junto al vallado enjalbegado,
se yergue un alto arbusto de lilas...
cada hoja es un milagro, y de este arbusto del huerto,
de capullos de tenue color y hojas acorazonadas de un verde intenso,
arranco una rama con su flor.
...
pero ante todo de la lila que florece primero,
copiosamente arranco, arranco las ramitas de los arbustos,
las traigo a brazadas y las vierto en ti.
...
La lila y la estrella y el pájaro entrelazados con el canto de mi alma,
allá entre los pinos y los cedros fragantes, umbríos, nebulosos.

(De "La última vez que florecieron las lilas en el huerto", Hojas de Hierba.)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

(¡¡¡NO LO PUBLIQUE!!!) El poema de WW dice "With loaded arms I come" ("llego con los brazos llenos"-de lilas, se supone). En cualquier caso, "brazada" es, más bien, un término de la natación. Se dice "brazado", que, por otra parte, suena fatal. Podría servir un "las traigo abrazadas" (el título, entonces, "lilas abrazadas"), pero no sería muy exacto que digamos. También un "llego cargado de ellas", más exacto, pero tampoco muy poético. Aunque, quizá, lo mejor sería elegir esto último y dejar el título en "Lilas" sin más o "innumerables lilas" o algo así. Por lo demás, mi enhorabuena. Es un texto maravilloso.

cb dijo...

¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!
Con lo bien que me sonaba, algo así como lilas a espuertas.
En el Covarrubias, que no es que desconfíe de la corrección (de hecho ya me suena fatal), sino que lo tengo a mano, todavia viene "brazada"como "medida de lo que toman los dos brazos abiertos y estirados", pero en el de la RAE sólo figura como movimiento de los brazos.
Cargado, que sería cargada, de lilas, tiene usted razón en que no.
Lo dejamos entonces en "Lilas". Gracias por el AVISO.

Anónimo dijo...

¡Mira que publicarlo! Ya ve: mi traducción tampoco era muy buena. Con las prisas, se me fue un "llenos" por un "cargados". Covarrubias es Covarrubias. Si llego a saber que allí aparece "brazada", quizá no le habría avisado. Mi enhorabuena otra vez.

cb dijo...

No había ningún motivo para no publicarlo, al revés, y viniendo como anónimo, supuse que le daría igual.
Covarrubias es una joya, pero si para la RAE no existe "brazada" en ese sentido de manojo grandote (de lo que se agarra con los brazos porque no cabe en la mano) y, sobre todo, si a usted le chocó al leerlo, es que no vale. En cuanto me habló del nadador, a mí también me dejó de valer.
"Lilas a manojos" se me ocurrió después, pero suena mucho a copla y no da la medida whitmaniana, la de todo a lo grande.
Gracias por su amabilidad otra vez.

gatoflauta dijo...

En Galicia, la palabra "brazada" es de uso corriente, por lo que recuerdo (hace años que no vivo allí). En el DRAE, la definición remite, en su segunda acepción, a "brazado", que se define como "Cantidad de leña, palos, bálago, hierba, etc., que se puede abarcar y llevar de una vez con los brazos". Ese modo de disponer la definición significa, según las normas del diccionario, que la Academia da preferencia, para esa acepción, a "brazado", pero que acepta también "brazada". Yo invertiría el orden ("brazada" antes que "brazado"), y desde luego utilizaría el término sin ningún escrúpulo.

Fernando dijo...

Qué bonito.

Gracias, CB.

cb dijo...

No sé, sr. gatoflauta, yo es que soy más mirada, los poetas como usted pueden tranquilamente ser menos escrupulosos ("desparece" leí hace unos días en Machado, y se queda tan pancho porque le sobraba una sílaba, y queda precioso, como que dan ganas de cambiar el verbo, pero eso sólo ustedes).
Para esa acepción, el DRAE remite directamente a "brazado" (que, como dice el sr. anónimo, suena fatal); no me parece tan claro que acepte también "brazada".
La cosa es que el título ni siquiera era "una brazada de lilas", que lo habría dejado, sino "lilas a brazadas". Entre los nadadores y los abrazos, es verdad que quedaba raro.
Muchas gracias por la aportación galaica, sr. gatoflauta.

cb dijo...

Te lo agradezco mucho, Fernando-

gatoflauta dijo...

En la edición del DRAE por internet hay una serie de explicaciones sobre el manejo del diccionario. En el apartado "Variantes preferidas" se lee: "Cuando las variantes admitidas no pueden figurar en un mismo artículo por exigencias del orden alfabético, la preferida por la Academia es la que lleva la definición directa; las aceptadas, pero no preferidas, se definen mediante remisión". Así ocurre con "brazada", admitida pero no preferida. Respecto al "desparecer" que indicas en Machado, no es una invención o licencia suya, sino una forma antigua, que de hecho figura recogida en el propio DRAE. En mi opinión, un poeta no puede, o no debe al menos, inventar simplemente una forma porque le convenga por razones puramente métricas; el neologismo es admisible sólo cuando da un concepto, o al menos un matiz, que los términos usuales no recogen. El poeta, entiendo, puede (bajo ciertas condiciones) ser inventivo; nunca arbitrario. Y sólo con buenas razones; lo de Rilke, "era poeta y odiaba lo impreciso", me parece perfectamente válido.

cb dijo...

Qué barbaridad, es usted un diccionario andante.
"Desparece" tenía toda la pinta de forma antigua, lo que no imaginaba es que lo recogiera el DRAE.
Gracias por sus precisiones, sr.gatoflauta.