05 febrero 2011

La interné me asusta

Resulta que después de pasar un buen rato buscando las gafas por toda la casa, enciendo el ordenador, miro el Blog, me pongo a corregir una entrada pasada sobre ojos que no ven, y estando en ello me aparece en el lateral el anuncio de una clínica oftalmológica. En el anuncio me cuentan que han conseguido liberar de gafas y lentillas a no sé cuántos miles de cegatos y me ofrecen una cirugía láser a precio especial. Es inquietante... ¿cómo saben que me paso la vida buscando las gafas?
-
Al momento aparece otro, éste de unos profesores que llevan tiempo empeñados en que aprenda hebreo en línea. Esta proposición ya me gusta más que el láser, pero ¿a qué viene tanto empeño? ¿Y por qué no me proponen aprender inglés, que me sería más útil?
-
Termino, abro el correo por si hay algo, y me encuentro un mail de "tu amigo-marketing Editorial Trotta", con quien no tengo más relación que la pasta que me gasto en Trottas, informándome de la reciente publicación de un libro de la sobrina de Simone Weil, titulado "En casa de los Weil. André y Simone". Esta información no es que me guste, me encanta, les quedo muy agradecida, pero...
--
Por lo pronto desenchufo y me voy a dar un paseo, que hace un esplendido día de sol, a ver si se me pasa el escalofrío.

9 comentarios:

Il Venturetto dijo...

Bienvenida al maravilloso mundo del marketing orientado. :)

Un abrazo Cristina.

cb dijo...

¿Así que esa cosa asustosa tiene nombre y todo?
Espeluzna bastante, pero la verdad es que mientras me reponía de la mala sensación de tener espías pequeñitos en las tripas del ordenador, aproveché y me compré el Trotta que me recomendaba "tu amigo-marketing".
Lo que tiene gracia es que me manden un anuncio de láser al hablar de las palabras de Bartimeo: "Que vea,Señor, que vea". Es un mundo de disparate ¿no?

Otro abrazo para ti, gracias.

Il Venturetto dijo...

Lo mejor de esos espías pequeñitos es que el que vende puede programarlos para que atiendan a cualquier tipo de palabra.
Por ejemplo: si yo vendo libros puedo pagar para que salga mi anuncio si en la página que estás viendo pone algo sobre "lectura", o "libros", pero lo mismo podría sacar mi anuncio si pone "Belén Esteban", "telecinco" o "Gran Hermano".
Y lo mejor es que todo eso lo hace Google (que es en lo que gana dinero) tan estupendamente que hasta le damos las gracias. :)

Lo de la editorial Trottas es aún más fácil: como ya saben qué has comprado, saben en qué temas puedes estar interesada.
A mi madre le sorprende muchísimo que cuando va a comprar al Dia le dan cupones de descuento para cosas que no ha comprado ese día, pero que compra habitualmente, y todo porque tiene una tarjetita con un código de barras que pasa antes de pagar.

Otro abrazo para ti. Nunca te comento nada porque siempre me vienen grandes tus post, pero hoy sí puedo contar algo. :D

cb dijo...

Acabas de aclararme otro misterio gordo, que era el de los tikes de Caprabo. Claro, claro... siempre son de cosas que gasto, pero sólo me los dan de las marcas caras.
Lo de la palabra clave es lo que te decía que es de disparate. Por ejemplo, si escribes "pie", aunque sea de verso, ¿saltará el anuncio de un podólogo? ¿Y cómo distingue el "callo" adecuado entre el "me callo" de callarse, los "callos a la madrileña" y el "callo" de insultar? Dan ganas de ponerse a escribir cosas raras a ver qué sale.
Los post que vienen grandes son los tuyos, que a ver quién se atreve a asomar por ahí entre tanta foto de maciza. Los míos como mucho vienen largos. Me alegra siempre verte por aquí. Un abrazo, Venturetto.

Il Venturetto dijo...

Entre mis amigos (que desvarían muy a mi estilo) es común enviarnos la publicidad que acompaña gmail cuando nos escribimos. Te aseguro que cada día es una sorpresa.
Es más, he recibido la notificación de tu comentario en el correo y me ha salido un anuncio de seguros de coches. ¿Por qué? Pues porque el 90% de los correos que escribo o recibo hablan de coches. Y eso sin venir a cuento.

Tus post nunca son largos, porque no das puntada sin hilo. ;)

A mí a veces me da vergüenza lo de las fotos de macizas... y la cantidad de chorradas que digo. :(

¡Un abrazo fuerte!

cb dijo...

A puntito estuve de decírtelo, que a ti te mandaría anuncios "tu amigo marketing-Ferrari".
Felices sueños, que ahí todavía no entran.

marinero dijo...

En respuesta a las dudas metafísico-internéticas de Cristina, le cuento que hace un tiempo, un amigo poeta y yo nos intercambiamos algunos correos relativos a un libro publicado por él, y titulado "Andamios de humo". Pues recibí, en el curso de esa correspondencia, varios anuncios relativos a andamios de los de la construcción, de los de toda la vida, vamos. Y eso que juro por San Ladrillo que nada tengo que ver con tan honesta como últimamente perjudicada actividad.

cb dijo...

Me encanta la "orientación", lo del andamio es buenísimo. Va a tener razón il Venturetto (al margen: hay que ver lo raro que se hace y lo friki que se siente una citándole un pseudónimo a otro pseudónimo) con lo de que es un "maravilloso mundo". Una vez que se pasa el repelús, es mondante.
También es buenísimo Alejandro Cespedes, que me lo han buscado los mismos espías de los andamios. No había leído nada suyo y me he encontrado el libro entero. Hay un ciego que baila en el anden es... es un ciego que baila en el andén; es decir, es. Si supiera hablar de poesía, que no sé, podría decir algo más que impactante". Muchísimas gracias, Sr. Marinero de la mar.

marinero dijo...

Alejandro el Grande (así llaman los anglófonos al que nosotros Alejandro Magno, pero yo pienso en éste otro) es eso, grande. Y sus andamios, mejores que los que a mí intentaban venderme: estoy seguro de que durarán más.